Viajar con un bebé, ¿es posible?

Siempre nos ha gustado viajar, pero desde que me quedé embarazada comencé a oír muy a menudo la frase de “ahora con los niños se acaban los viajes, eh!”. Esta frase suele ir en pack junto con “despídete de dormir”, “se acabó tu vida social”, y un largo etc. de frases de ánimo. Estoy de acuerdo con que la llegada de un bebé a la familia trae consigo muchos cambios, pero creo que una buena organización puede ayudar a que esto no tenga por qué ser necesariamente tan drástico. Respecto a los viajes de momento no ha sido así.

Cuando Nico tenía solo 3 meses hicimos el primer viaje en familia. Nos fuimos los tres a pasar unos días a Oporto y a Santiago de Compostela. Aquí ya tuvimos que hacer un pequeño ajuste y prescindir en verano de la playa, poco recomendada para un bebé tan pequeño al que no le puede dar el sol, pero el cambio resultó de lo más divertido y enriquecedor.

El viaje lo hicimos en su totalidad en coche y para movernos por Oporto y por Santiago con mayor libertad optamos por la mochila de porteo, dejando el cochecito solo para momentos puntuales. Al principio tenía mis dudas, ya que la idea era salir por la mañana del hotel y no volver hasta la noche, comiendo fuera, caminando mucho y visitando los principales puntos turísticos y nos daba miedo de que se cansase de estar tanto tiempo en la mochila, pero resultó todo muy fácil.

A los bebés les encanta estar cerca de sus padres, así que disfrutó un montón observando todo a su alrededor. Cuando tenía sueño pegaba su cabeza a mi cuerpo y se quedaba dormido, y cuando tenía hambre hacíamos una parada para darle el pecho y de paso tomar algo nosotros y reponer energías. En otra mochila llevábamos ropa de repuesto y pañales para él. Este viaje nos lo planteamos con mucha calma, la idea era visitar todo lo que pudiésemos, pero sin forzar, lo primero era que Nico estuviese a gusto, lo que nos hizo tomarnos este viaje con mucha calma y disfrutar de manera relajada de estas dos ciudades tan maravillosas. Parábamos cada poco para tomar algo en una terraza y así sacarle de la mochila, cambiarle el pañal y comprobar si tenía hambre, y aun así nos dio tiempo a ver todo lo que queríamos.

3 meses más tarde, cuando Nico ya tenía 6 meses, nos embarcamos en un crucero por las Islas Canarias y Marruecos. Esto ya implicaba una mayor complejidad debido a los distintos medios de transporte que utilizamos (avión, barco, autobuses, taxis…) y a que coincidía con el comienzo de la alimentación complementaria de Nico y con que comenzaba a gatear.

Para este viaje decidimos llevar la silla de paseo ligera en lugar del Bugaboo. No teníamos pensado comprarla hasta más adelante, pero leyendo la experiencia de otros padres en varios blogs y foros de viajes nos dimos cuenta de que tanto para el viaje en avión como para tenerla en el camarote, era más práctica una silla que se plegase en una pieza, así que adelantamos esta compra unos meses. También nos llevamos a este viaje la mochila de porteo, que es lo que usábamos cuando bajábamos del barco para hacer las excursiones mientras que la silla la usábamos principalmente en el barco o para movernos por las islas por las que decidimos no hacer excursión y simplemente pasear o disfrutar de la playa un ratito.

Elegimos hacer este viaje en noviembre para compensar que en verano no habíamos tenido playa y que con 6 meses ya se le puede poner crema solar. A Nico le gustó un montón descubrir la arena y mojar sus piececitos en el agua, pero no pasamos demasiado tiempo en la playa porque aún es muy pequeño y era difícil mantenerle todo el rato en la sombra y evitar que se comiese la arena, pero lo bueno de los cruceros es que cada día estás en un sitio diferente y hay tantas cosas para ver y para hacer que es imposible aburrirse. En el barco hay muchas actividades que organiza el equipo de animación, se puede practicar deporte, disfrutar de espectáculos, y hay una variada oferta gastronómica. Esto último nos facilitó el tema de la comida con Nico, si quieres darle purés no tienes más que pedirlo en cocina, pero como nosotros estábamos empezando con BLW tan solo teníamos que coger del buffet aquellas frutas o verduras cocidas que ya tenía introducidas, o pedir a cocina que me las preparasen y además pecho a demanda. Para las excursiones llevábamos algo de fruta y pan para Nico y unos bocadillos para nosotros para aprovechar más el tiempo. Respecto a las excursiones probamos de todo, en La Palma cogimos la excursión que organizaba el barco, en Lanzarote una excursión organizada por una empresa externa, en Marruecos (Agadir) contratamos un taxi grande para todo el día junto con otra familia que conocimos en el barco, y en el resto lo hicimos por nuestra cuenta a pie o con autobús turístico. Creo que si tienes tiempo para organizar tú mismo la excursión siempre te va a gustar más, pero con las excursiones de los cruceros vas más relajado, todo es para gustos.

Aparte de estos viajes, también hemos hecho escapadas a Sevilla y a León a ver a los abuelos y otro fin de semana de casa rural con amigos en Segovia. Alguna vez me he ido sola con Nico a ver a los abuelos y en estos casos siempre elijo el tren, ya que es muy cómodo y además, si viajas sola con el bebé puedes solicitar de manera gratuita el servicio Atendo de Renfe para ayudarte con las maletas, el carrito, a hacer el check in, etc. A. Para los viajes en tren recomiendo pedir plaza en el vagón de minusválidos, ya que si va libre el espacio para silla de ruedas, puedes dejar ahí el cochecito sin tener que plegarlo.

La mochila siempre me resulta muy útil para sentarle conmigo cuando viajo en tren, avión o cualquier otro medio de transporte público en el que tenga que ir sentado encima de mí. Sentado no para de moverse, pero es meterlo en la mochila y quedarse súper relajado hasta que se duerme, y es muy práctico si viajas sola y tienes que ir al lavabo.

De momento esta es nuestra experiencia viajando con un bebé, espero que si estáis planeando vuestras vacaciones os sirvan de algo estos consejos. Yo ya estoy pensando en las próximas. 🙂

No quiero terminar el post sin un último consejo. Cuando viajéis en coche, llevad siempre a los niños a contramarcha, esto puede salvarles la vida en caso de accidente.

  3 comentarios para “Viajar con un bebé, ¿es posible?

  1. 28 marzo, 2017 en 12:14 pm

    ¡Totalmente de acuerdo! Nosotros empezamos a viajar con Mencía cuando ella solo tenía 2 meses porque mi postparto estaba resultando un poco flojito y decidimos que necesitábamos unos días en familia fuera de Madrid. Así que hicimos las maletas ¡y nos fuimos los tres a Tenerife!.
    Por supuesto, también hemos hecho múltiples viajes a Ponferrada a ver a la abuela, a Murcia, a la playa, a la casa de los otros abuelos y a ver a las primas, a Barcelona a una boda cuando sólo tenía 3meses … Además, pasamos el verano recorriendo la costa de Empuria Brava y en Navidades estuvimos en Nueva York con la peque y por entonces tenía 11 meses. Es menos complicado de lo que parece, de verdad. Así que nos hemos animado y en Semana Santa conoceremos La Toscana. Todo es cuestión de organizarse…

    Le gusta a 1 persona

    • 30 marzo, 2017 en 12:21 am

      Nueva York con la peque!!! Qué pasada! Nosotros para Semana Santa nos vamos a Praga, a ver que tal se da. Al final es todo proponerselo y organizarse bien, aunque supongo que a medida que crezcan y se muevan más habrá que ir buscando destinos que se adapten más a ellos, pero mientras tanto a aprovechar y a ir acostumbrandolos. Por cierto, no sabia que erais del Bierzo! qué buena zona! Yo soy de León, así que lo conozco bien 😉

      Me gusta

  2. 30 marzo, 2017 en 12:21 am

    Nueva York con la peque!!! Qué pasada! Nosotros para Semana Santa nos vamos a Praga, a ver que tal se da. Al final es todo proponerselo y organizarse bien, aunque supongo que a medida que crezcan y se muevan más habrá que ir buscando destinos que se adapten más a ellos, pero mientras tanto a aprovechar y a ir acostumbrandolos. Por cierto, no sabia que erais del Bierzo! qué buena zona! Yo soy de León, así que lo conozco bien 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: