Su primera fiesta de cumpleaños.

Hoy ya hace un año que nació nuestro pequeñín. Sabía que la llegada de un hijo me iba a cambiar la vida, lo había oído cientos de veces, pero no me imaginaba hasta qué punto iba a poner mi mundo, mis prioridades, mi rutina, todo patas arriba para luego ordenarlo de una forma totalmente distinta. Siempre he pensado que los cambios tienen que ser para mejor y este no iba a ser menos (aunque no voy a negar que hay momentos duros en los que me parece vivir en el “día de la marmota”). Nico es mi prioridad número uno, el primero de los motivos por los que me levanto cada mañana, es mi sonrisa más sincera, es mi caricia más dulce, mi abrazo más tierno, mi mirada más atenta y mi preocupación más profunda…Pero basta de ponernos ñoñas, y vamos a lo que nos interesa hoy: La fiesta, que aunque el cumple es hoy, lo celebramos el fin de semana pasado.

Me encantan las fiestas, y disfruto casi tanto preparando una como acudiendo a ella. Para su primer cumpleaños me hacía mucha ilusión que tuviese una tarta BLW, hecha con ingredientes aptos para su edad (sin azúcar, ni leche, ni otros productos que no tenga aún introducidos), y al final acabó teniendo dos con estas características.

Tarta de zanahoria y coco BLWLa primera es un bizcocho de zanahoria hecho con Thermomix siguiendo esta receta, pero con modificaciones: He sustituido el azúcar por 12 dátiles sin hueso, los cuales he triturado junto con las zanahorias y he eliminado las pasas y las nueces porque aún no las tiene introducidas en su dieta. El relleno está hecho con coco rallado, dátiles y leche de coco, y la cobertura con coco rallado, leche de coco y colorante alimentario, siguiendo esta otra receta. Tenía mis dudas en cuanto al coco, y estuve a punto de hacerlo con queso mascarpone y dátiles, pero el queso aun no lo ha probado así que no me quedó más remedio, y para mi sorpresa quedó delicioso. Pensé que sería una tarta solo para que él soplase la vela y probase un poco, porque los mayores no querrían, y resulta que les encantó a todos. Os animo a probarlo.

tarta BLWLa segunda tarta la preparó el abuelo, que es cocinero y tiene mucho arte cortando frutas (yo habría sido incapaz). Es simplemente una sandía y frutas decorándola. Para mejorar el aspecto y que la fruta no se estropease le dio una capa de gelatina neutra. Es una tarta muy simple, pero muy vistosa, sana e ideal para cumpleaños de niños, todos estaban alucinados mirándola y deseando comérsela (es cierto eso de que la comida entra por los ojos), y más de uno repitió. A mí personalmente me apetece mucho más un buen trozo de sandía fresca después de la merienda salada, que una tarta.

Mesa cumpleañosAprovechando el buen tiempo lo celebramos en la terraza de los abuelos. Colocamos toda la comida en una  gran mesa que decoramos con globos y guirnaldas de modo que quedase mucho espacio para que los niños jugasen y los mayores pudiésemos movernos libremente para hablar todos con todos y a la vez estar pendientes de ellos.

Nico no paró de jugar y estaba graciosísimo con su corona de tela de cumpleañero, aunque acabo tan cansado que después de sacar las tartas y cantarle se tuvo que echar una siestecita.

Hoy toca volver a cantarle, porque “es un muchacho excelente y siempre lo será”, y “que reine la paz en tu día y que cumplas muchos más”

Navegación de entradas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: