“Baby shower”, fiesta de pañales, fiesta de nacimiento o té de canastilla

baby showerEstos son solo algunos de los nombres que recibe, en diferentes países la reunión que se celebra para dar la bienvenida a un bebé. En muchos sitios suele hacerse antes de que nazca, pero en otros como por ejemplo China, no se celebra hasta después del nacimiento.
Aunque pueda parecer una nueva moda, es algo que viene realizándose desde hace muchos años. Los egipcios y los romanos ya tenían costumbre de hacer reuniones en las que entregaban ofrendas y regalos al bebé, aunque se hacía una vez que había nacido (un ejemplo es la adoración de los Reyes Magos con la entrega de oro, incienso y mirra). Está claro que desde entonces las costumbres han cambiado, y que esta fiesta cada vez se ha ido especializando más en cuanto a decoración y organización.

Una “baby shower” en realidad representa un momento ideal para reunir a la futura mamá con sus amigas, hablar, recibir consejos y pasar un día divertido y relajado.

Mis amigas, haciendo gala de sus dotes de organización me prepararon esta fiesta en secreto, desplazándose muchas de ellas desde sus ciudades a Madrid para el evento. Y sorprendiéndome con cada uno de sus detalles.

Decoraron la habitación de Nico con guirnaldas de bodies, farolillos, globos, etc y el salón con más guirnaldas y menaje en tonos azules y además me hicieron regalos muy bonitos y muy prácticos, pero lo mejor, sin duda, fue poder disfrutar de su compañía.

Tras la entrega de regalos hicimos un taller de galletas de mantequilla decoradas con fondant que quedaron riquísimas y que después merendamos junto con el resto de canapés que habían preparado.

 

Los chicos también formaron parte de la celebración, pero solo hasta la entrega de regalos, luego nos dejaron a solas y ellos se fueron a celebrar lo que ellos bautizaron como “Whiskey Souer/Whiskey Shower ”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *